El Derecho, entendido como la disciplina o ciencia que estudia el conjunto de principios y normas elaborado desde la concepción de justicia y orden de una sociedad determinada, es tan vasto y diverso como su mismo objeto de estudio: la regulación de las relaciones humanas. Solo hay que imaginarse el amplio espectro de temas, sujetos y ámbitos que pueden abarcar las relaciones humanas, que van de lo económico, lo familiar, lo laboral, entre muchos otros, para tener una idea de las dimensiones del asunto.

Ante tal diversidad temática y de intereses, los abogados optaron por dividir al Derecho en ramas, para así manejar de una manera más eficaz los procesos inherentes a cada caso. Así, tradicionalmente el Derecho se divide en Público y Privado, aunque esta clasificación ha perdido un poco de vigencia por los cambios socioculturales que han hechos más difusos algunos límites entre el individuo y el Estado, dando paso ahora a nuevas parcelas del ordenamiento jurídico. Aún así, la tradicional división entre el Derecho Público y el Derecho Privado aún sirve como una guía que organiza las competencias.

En el caso del Derecho Público, regula las actividades entre el Estado o las instituciones públicas y los individuos. En este caso hay una relación desigual entre demandado y demandante y para ello se organizan distintos ámbitos del Derecho Público entre los que podemos mencionar: Derecho Administrativo, Derecho Constitucional, Derecho Internacional Público, Derecho Penal, Derecho Tributario o Fiscal y Derecho Laboral. En el caso del Derecho Privado, por su parte, se regulan las relaciones entre los individuos, y dentro de él se encuentran las subdisciplinas del Derecho Mercantil, Derecho Internacional Privado y Derecho Civil.

Cuando se habla del Derecho de Extranjería, en esos casos se refiere a un ámbito del Derecho Público, pues trata de las regulaciones que median entre los extranjeros y el Estado. El Derecho de Extranjería trata acerca de los asuntos legales de entrada y salida del país, de la obtención de permisos de trabajo y de estudios, de la detención de extranjeros, de la homologación de títulos expedidos en otros países o del matrimonio o divorcio entre un extranjero y un nacional.

Los abogados especializados en Extranjería son entonces conocedores de las leyes y procedimientos que permiten la residencia y el libre tránsito de los extranjeros. En el caso del territorio español, este tema ha venido cada vez en aumento por la afluencia de inmigrantes y el atractivo que tiene España, y Europa en general, como lugar para lograr el tan ansiado desarrollo individual. En caso de necesitar a especialistas en Derecho de Extranjería en Mallorca, no dude en consultar a nuestros expertos abogados en Mallorca.

Derecho extranjería Mallorca

Contacta con nosotros

Start typing and press Enter to search